¡Rehabilitamos y liberamos a Yarei de Miraflores!

El águila real de montaña (Spizaetus isidori) es la especie que impulsa a nuestra fundación a que día a día trabajemos y ejecutemos proyectos para la conservación de las aves rapaces de Colombia.

rehab_spizaetus_isidori0

Entre los objetivos de la fundación, está el de rehabilitar especies de aves rapaces que han sido lastimadas por el desconocimiento o mala intención del hombre, a través de nuestro centro de rehabilitación de aves rapaces San Isidro (CRARSI). Lastimosamente, el mes pasado recibimos  un juvenil de águila real de montaña herida. El ejemplar,  fue rescatado por un morador de la zona rural de Garzón, Huila. El ave se encontraba en el suelo, vocalizando y sin poder volar. Sin importarle el peligro que representaba socorrer al animal, que de hecho lo hirió en la mano, se la llevó hasta su casa para intentar curarla. Dio aviso a la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), quienes le brindaron los primeros auxilios y trasladaron al ave hasta el CRARSI, gestión que pudo ser realizada gracias al apoyo y permisos de la corporación autónoma regional de Risaralda (CARDER).

El ave llegó al CRARSI con un cuadro de desnutrición y deshidratación, además con las plumas primarias del ala derecha destrozadas. Al realizar radiografías se reveló que el ave tenía alojado seis perdigones en el cuerpo, que afortunadamente no afectaron órganos ni huesos. El ave recibió un tratamiento profiláctico de analgésicos, antibióticos y además, un procedimiento de implante de plumas para reparar el ala afectada.

La rehabilitación de cualquier individuo de esta especie es fundamental para el sostenimiento de la población, ya que crían un único individuo en cada época reproductiva y para esta especie el periodo reproductivo se estima en dos años.

Como es poco lo que se conoce de la especie, aprovechamos cualquier  oportunidad que sirva para estudiarla y así compartir esa información con la comunidad. Por tal razón,  le instalamos al juvenil un transmisor donado por Ecotone y gestionado por la IAF (por su siglas en inglés, International Association for Falconry and Conservation of Birds of Prey) para poder saber las necesidades de espacio y uso de hábitat de la especie.rehab_spizaetus_isidori2

Veinte días pasaron entre el rescate y la recuperación y cuando el ave estaba lista para ser liberada, la CAM envió un vehículo para transportarla hasta el sitio donde fue encontrada. Viajamos toda la noche con el animal y a las nueve de la mañana, llegamos a la comunidad rural en donde nos esperaban habitantes de la zona  y funcionarios de la CAM.

Todos estaban expectantes y admirados con la belleza y la majestuosidad del animal ya que muy pocos habían tenido la oportunidad de verla tan cerca.  Hablamos con los pobladores sobre la importancia del ave en la zona, como se debía tratar y porque se debía cuidar, además, se les explicó el procedimiento que tendríamos para  llevar al animal hasta el sitio de liberación. La comunidad adoptó al ave y emocionados la bautizaron como ¨Yarei de Miraflores¨.

Miembros de la comunidad tomaron la iniciativa de buscar varas de madera para poder transportar el huacal y entre todos nos relevamos para llevarla hasta su sitio de liberación, Parque Regional Páramo de Miraflores.

Durante el recorrido, tuvimos la fortuna de observar a la pareja de adultos sobrevolando el valle y cuando llegamos al sitio que consideramos oportuno para la liberación, volvimos a ver a la pareja sobrevolando encima de nosotros. Nuevamente hablamos con todos los presentes sobre lo que podía acontecer entre el juvenil y los adultos. Ciertamente, nos preocupaba que los adultos no aceptaran al juvenil.

liberacion_isidori_20160921_06_web

Yarei de Miraflores estaba reacia a ser cogida y se defendía dentro del  huacal pero una vez fuera, la energía de su espíritu era la de salir volando. Le soltamos el protector de cola y la soltamos de inmediato. Ella voló como si no hubiese estado ni un día en cautiverio  y recuperación, se desplazó unos 200 metros hasta una rama, descanso un rato y retomó vuelo intentando tomar una térmica, pero posó en otro árbol. Lo intentó una vez más y a la tercera consiguió tomar una térmica en la cual se mantuvo por más de un minuto. Un vuelo impresionante y natural, ¡el implante de plumas fue todo un éxito! ¡y la liberación también!

liberacion_isidori_20160921_19_web
Yarei después de su primer vuelo

 

iaf-logo_peq ecotone_logo_2013

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone